Y les dijo: Seguidme, y yo os haré pescadores de hombres.

img-20180811-wa0144.jpg

¿Por qué Dios lo creó a usted? ¿Qué lo está llamando a hacer? ¿Qué tipo de trabajo lo llenará y lo hará realmente feliz?

Discernir una vocación es un paso clave en la vida de toda persona y aún más importante es reconocer aquellos que son llamados a la principal de las vocaciones.

 

Una vocación, en términos generales, es simplemente una llamada de Dios a un estado de vida determinado. El matrimonio, en este sentido, es una vocación y también lo son todas las diferentes profesiones, como la de médico, maestro o carpintero. Dios así nos llama a todos a una cierta vocación, la que mejor se adapte a nuestros talentos, mejor nos prepare para el cielo y le dé a Él la mayor honra. Toda persona tiene el deber de discernir y cumplir con esta vocación.

Todo el mundo está llamado a la santidad y a la salvación: “El Dios de toda gracia que nos llamó a su gloria eterna en Cristo Jesús”, dice San Pedro (I Pd. 5, 10). Mas no queremos referirnos aquí a la vocación de todo hombre a la salvación, sino a la vocación particular por la cual Dios llama a un estado de vida superior, en que el hombre, renunciando al mundo para entregarse totalmente a Él, se obliga a observar no solamente los mandamientos de Dios, sino también a una entrega total a ÉL. A ese estado de vida superior se reserva el nombre de “vocación” en sentido estricto.

El sacerdocio es una  vocación, pero infinitamente superior a todas las otras vocaciones, porque tienen como fin inmediato el servicio de Dios y el bien de las almas. Son dones gratuitos de Dios hecho a aquellos que Él mismo escogió: “No me habéis vosotros elegido a Mí, sino que Yo os he elegido a vosotros” (Jn. 15, 16).

Dios quiere derramar sobre la humanidad abundantes bendiciones y gracias, y ha elegido al sacerdote para ser el instrumento especial para esta misión.

Sin el sacerdote, los sacramentos , muchas almas no llegarán a conocer a Dios y se les dificultará llegar al cielo. Es por eso que discernir las verdaderas vocaciones sacerdotales es de suma importancia.

 

Todo el quequiera que se le haga un dicernimiento de su vocación está invitado a utilizar el formulario en la página contacto

 

19623151471_1ea522a5cf

Anuncios